Odice Abogados

Incapacidad permanente en España

ÓDICE ABOGADOS

Definición de incapacidad permanente

La Incapacidad Permanente es la situación en la que un trabajador no puede trabajar debido a una patología o lesión que le limita para una (o cualquier) actividad laboral.

En relación a la pensión de Incapacidad Permanente, la Seguridad Social establece que se trata de:

“Una prestación que se reconoce al trabajador cuando, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral”.

Grados de Incapacidad Permanente en España

Existen cinco grados de incapacidad permanente, los cuales varían según las limitaciones que las persona tenga para trabajar:

  • Incapacidad Permanente Parcial

Es el grado más bajo de invalidez y ocasiona al trabajador, una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para la profesión habitual, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.

  • La Incapacidad Permanente Parcial no da derecho a ninguna pensión mensual del INSS o la mutua, según casos.
  • Incapacidad Permanente Total

Se reconoce a un trabajador que, por su dolencia o padecimiento, se encuentra inhabilitado para el desempeño de su profesión habitual, pero puede dedicarse a otra distinta.

  • La Incapacidad Permanente Total da derecho a una pensión mensual del 55% de la base reguladora.
  • Incapacidad Permanente Total Cualificada

Teniendo una Incapacidad Total del 55% de la base reguladora, al cumplir los 55 años este porcentaje puede incrementarse un 20% si el pensionista no está desarrollando ninguna actividad laboral. Por tanto, la prestación pasaría a ser del 75% de la base reguladora.

  • Incapacidad Permanente Absoluta

Se reconoce a aquellas personas que tienen una enfermedad o lesión que los inhabilitan para toda profesión u oficio.

  • La Incapacidad Permanente Absoluta da derecho a una pensión mensual del 100% de la base reguladora.
  • Gran Invalidez

Es el grado máximo de incapacidad laboral, ya que la enfermedad o lesión inhabilita al trabajador para toda profesión u oficio y además, necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida.

  • La Gran Invalidez da derecho a una pensión mensual 100% de la base reguladora, además de un complemento económico.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar la pensión de incapacidad permanente?

  • No haber alcanzado la edad de jubilación. 
  • Estar dado de alta en la Seguridad Social o en una situación de asimilada al alta.
  • Un tiempo mínimo de cotización previa, -a no ser que la incapacidad derive de accidente (sea o no de trabajo) o de enfermedad profesional-.

Además de estos requisitos, cada grado de incapacidad exige otros específicos.

¿Puede regresar a la empresa un trabajador con incapacidad permanente total?

Sí, es posible. Tal y como establece la ley, un trabajador con una incapacidad permanente (total o absoluta o en grado de gran invalidez) podrá incorporarse de nuevo a la empresa donde estaba contratado en alguna de estas dos siguientes situaciones:

  • Cuando la declaración recoja la previsible mejoría en un plazo de dos años.*

De acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores: 

Si la situación del trabajador declarado en incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, puede ser objeto de revisión por mejoría, de manera que permita su reincorporación al puesto de trabajo, subsistirá la suspensión de la relación laboral, con reserva del puesto de trabajo, durante 2 años a contar desde la fecha de la resolución por la que se declare la incapacidad permanente.

*Tal suspensión sólo es posible si, en la resolución inicial de reconocimiento de la incapacidad, consta un plazo para poder instar la revisión por previsible mejoría igual o inferior a 2 años.

  • Si está prevista su recolocación en otro puesto adecuado a su capacidad

Enfermedades que pueden dar derecho a una pensión de incapacidad permanente en 2022

  1. Alzheimer
  2. Arterioesclerosis: el tribunal médico estudiará la limitación funcional que provoca.
  3. Artritis reumatoide: el tribunal médico estudiará la limitación funcional que provoca.
  4. Artrosis: se deberá evaluar la movilidad actual y acreditar si ha habido mejora tras la administración de tratamientos y fármacos.
  5. Cáncer tras valorar las secuelas que ha dejado el proceso oncológico en la persona.
  6. Cáncer de pulmón.
  7. Colitis Ulcerosa crónica y los tratamientos no ayudan a mejorar.
  8. Demencia en grado de incapacidad permanente absoluta es la más habitual.
  9. Enfisema Pulmonar con un marcador igual o inferior del 60%.
  10. Epilepsia: además del diagnóstico y tratamiento, se tendrán en cuenta los síntomas, las crisis que provoca la epilepsia y sus secuelas.
  11. Esclerosis Múltiple: a partir del nivel 4 (o en algunos casos, del 4.5 o el 5, y hasta el 6.5) en grado de incapacidad permanente absoluta.
  12. Fibrilación auricular crónica.
  13. Glaucoma si el examen de la agudeza de la visión binocular da un resultado inferior a 0,2, la pensión será en grado de incapacidad permanente absoluta.
  14. Hernia Cervical: puede llegar a ser en grado de incapacidad permanente absoluta cuando se acrediten, derivados de esta enfermedad, vértigos invalidantes y refractarios a los tratamientos.
  15. Hipertensión Pulmonar.
  16. Hipoacusia si se encuentra en grado de gran invalidez.
  17. Insuficiencia Mitral si el cardiólogo la diagnostica como crónica.
  18. Insuficiencia renal crónica: se concederá tras evaluar la etapa en la que se encuentre la progresión de la enfermedad y el grado en que incapacita a esa persona para desarrollar su actividad laboral.
  19. Lumbalgia: se evaluará el grado de afectación a las capacidades funcionales.
  20. Eritematoso Sistémico cuando la afectación orgánica es severa.
  21. Miastenia Gravis: se evaluará el grado de afectación de la enfermedad, el impacto de la astenia y demás manifestaciones clínicas.
  22. Migraña si la limitación que producen impide la correcta realización de una actividad laboral concreta.
  23. Parkinson si la enfermedad incapacita a la persona para llevar a cabo su profesión u otras.
  24. Patologías de Manos: dependerá de la valoración del Tribunal Médico.
  25. Pérdida de visión si el valor de agudeza visual es 0,1 o más
  26. Síndrome de Arnold Chiari.
  27. Trasplante de riñón cuando un riñón deja de funcionar y urge un trasplante.

¿Cómo solicitar la incapacidad permanente?

Para conseguir la incapacidad permanente, se inicia el procedimiento administrativo con la solicitud de incapacidad permanente dirigida al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social). En caso de que la decisión del INSS no fuera favorable al solicitante, se inicia una fase judicial en la que se deberá acudir a los tribunales y en la que es imprescindible, contar el asesoramiento y defensa de un abogado experto en la materia.

Desde Ódice Abogados, abogados especialistas en incapacidades laborales en Málaga, nos ponemos a tu disposición para analizar tu grado de incapacidad y tramitar este proceso de forma integral para lograr el éxito de tu petición.

Compartir

Otros Artículos
Contacto

¿Necesitas asesoramiento y representación legal? En Ódice Abogados, despacho de abogados en Málaga, ofrecemos distintos medios de comunicación para que pueda contactar con nosotros.